El infierno según la Biblia

Todos conocemos la palabra “infierno”, pero pocos conocemos en profundidad este concepto. Acompáñanos a conocer el significado de esta palabra tan controvertid, para entender que significa según la Biblia.

¿Cómo es el infierno según la Biblia?

Si una palabra puede provocar tristeza, miedo y también duda al mismo tiempo, sin duda es la palabra “infierno”.

Para muchos, un lugar de sufrimiento eterno dominado por Satanás y al que se llega tras una vida de pecado. Para otros, algo que ni siquiera puede existir porque el amor infinito de Dios no puede permitir que exista tal lugar.

Hay mucho debate acerca de la existencia e interpretación del infierno tanto en el cristianismo como en las otras religiones del mundo y nunca se ha llegado a un consenso. En este artículo de Tu Biblia Online queremos darte todos los datos posibles para que puedas entender e interpretar mejor el infierno, sacando información directamente de las citas bíblicas y de la Iglesia católica.

Empezaremos viendo el origen de la palabra infierno y el significado que tenía este concepto en las religiones antiguas. Después veremos todas las referencias Bíblicas al infierno y terminaremos viendo representaciones del infierno en el arte.

¿Tienes ganas de aclarar tus dudas acerca del infierno? No esperemos más y ¡vamos allá!

¿Es real el Infierno? ¿Qué dice la Bíblia sobre el Infierno?

Donde está el infierno según la Biblia Reina Valera

Según los pasajes que podemos encontrar en la Biblia Reina Valera, encontramos un hilo conductor donde muchas personas citan que el infierno se encuentra debajo tierra, en el centro de la Tierra. 

“Y tú, Capernaum, que hasta los cielos eres levantada, hasta el Hades serás abatida” Lucas 10-15

“Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?” Efesios 4:9

“Aunque cavasen hasta el Seol, de allá los tomará mi mano; y aunque subieren hasta el cielo, de allá los haré descender.” Amós 9:2

El origen del infierno

Gracias a los hallazgos arqueológicos de textos de las primeras civilizaciones y muestras de su arte, tenemos evidencia de que el infierno era una idea primitiva, y ya presente en aquella época. Los griegos lo nombraron hades, igual que el Dios de la muerte y los hebreos Seol.

Estas dos palabras aparecían en la Biblia original y en algunas traducciones fueron traducidas por infierno o sepulcro entre otras palabras. La versión más conocida y famosa de la Biblia, la Reina-Valera 1960 de la que sacamos todos los textos de nuestra página web, utiliza los dos términos originales para designar al infierno. La palabra Seol aparece 65 veces siempre en el Antiguo Testamento y Hades 10 en el Nuevo Testamento.

En sus inicios, la palabra infierno no estaba directamente relacionada con el fuego y el calor. Su significado inicial era “inferior” y de ahí su parecido con esta palabra. Es por esto también y en contraposición al cielo, que se asocia el infierno a las profundidades. Puede que la erupción de lava de los volcanes llevara a pensar a los antiguos que dentro de la Tierra, todo ardía, de modo que en el infierno también.

Hoy en día, la idea de infierno ha evolucionado y, aunque para algunas religiones sigue siendo un lugar físico de sufrimiento eterno, la mayoría de ellas consideran el infierno un estado del alma después de la muerte.

El infierno en la Biblia Católica Reina Valera

Como ya te puedes imaginar, la Biblia contiene multitud de referencias al infierno para educar a los creyentes y dar algo de información sobre esta idea.

La primera referencia la encontramos en el primer libro de la Biblia y del Antiguo Testamento: el Génesis. Se trata del capítulo 37 en el que José es vendido por sus hermanos a Egipto por los celos que le tenían. Su padre, Jacob, llora su pérdida pensando que alguien había matado a su hijo como vemos en el versículo:

“Y se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo; más él no quiso recibir consuelo, y dijo: Descenderé enlutado a mi hijo hasta el Seol. Y lo lloró su padre.”

(Génesis 37:35)

Como vemos, esta referencia no nos da mucha información sobre la interpretación del infierno, aunque sí que podemos ver esta idea antigua del infierno como un lugar al que se va.

Hay otras referencias en los libros que, como el Génesis, fueron escritos por Moisés, pero no se le da más significado que en el mencionado en el versículo anterior. La primera referencia con significado importante del infierno la podemos ver en el primer libro de Samuel:

“Jehová mata, y él da vida;

Él hace descender al Seol, y hace subir.”

(1 Samuel 2:6)

En este versículo podemos ver como Dios tiene el poder dar vida a las personas y también de quitarla, así como también de decidir si una persona merece el cielo o el infierno.

Aunque esta concepción de un Dios que quita y da la vida a las personas según su voluntad, ha quedado un poco atrasada, no debemos olvidar que Dios, como ser infinito que es, tiene tal poder y tenemos que estar agradecidos por Él.

En el Libro de los Salmos también encontramos algunas referencias al Seol, casi siempre siendo el rey David, autor de los textos, quien pide a Dios que lo aleje del infierno y le dé vida para continuar proclamando su palabra. Otras veces como la que veremos a continuación, se da una lección sobre el infierno:

“Los malos serán trasladados al Seol,

Todas las gentes que se olvidan de Dios.”

(Salmos 9:17)

Aquí encontramos otra vez la idea del infierno como un lugar físico, aunque empieza a adquirir la connotación moderna de que, una vida alejada de Dios y de su camino ya es como vivir en un infierno.

Hay también algunos proverbios que mencionan al infierno. Proverbios es un libro del Antiguo Testamento que contiene diferentes poemas que pretenden educar a la población según las reglas de Dios. Aunque las referencias que encontramos no son muy relevantes, como curiosidad, te traemos este que habla sobre el pecado del vicio, siendo una especie de lección para las mujeres de la época:

“Y no saben que allí están los muertos;

Que sus convidados están en lo profundo del Seol.”

(Proverbios 9:18)

Aunque hay muchas más referencias del infierno en los libros del Antiguo Testamento, la mayoría no son relevantes para entender el concepto o están alejadas de las nuevas ideas que trajo Jesús en su paso por el mundo y que quedaron reflejadas en el Nuevo Testamento.

Una referencia moderna al infierno, la encontramos en uno de los versículos más conocidos de los evangelios y muy importante para la iglesia como comunidad. Se trata del siguiente versículo:

“Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.”

(Mateo 16:18)

Como podemos ver, aquí Jesús le da a Pedro la misión de crear la iglesia como comunidad para llevar la Palabra de Dios a todo el mundo. Tal y como dice Jesús, el infierno y el mal nunca afectarán a los fieles que pertenezcan a esta comunidad, siendo el camino de Dios el único que lleva a la salvación.

Otra referencia de Jesús al infierno, la encontramos en la parábola del rico y Lázaro. Aquí Jesús quiere ejemplificar como una vida llena de riquezas materiales y no espirituales te condena al Hades y por otra parte, una vida de miseria con un poco de amor te conduce al cielo.

“Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.”

(Lucas 16:23)

Finalmente, y como no puede ser de otro modo, hay referencias al infierno en el libro del Apocalipsis.

Para ponerte en situación, el fragmento en el que encontramos estas referencias habla de cómo todos los muertos que están en el infierno o que no han sido enterrados, son juzgados nuevamente y en este Juicio Final, el infierno y la muerte son eliminados para siempre:

“Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.” (Apocalipsis 20:14)

El infierno en el arte cristiano

A lo largo de los siglos, los artistas han querido reflejar su visión del infierno en sus lienzos y obras, algunos para asustar a la gente y otras solamente con objetivo artístico.

El Juicio Final es un capítulo bíblico que impacta a todo el que lo lea y reflexione sobre él. Lo mismo le pasó a El Bosco, un pintor holandés que plasmó esta escena del Apocalipsis en un cuadro de gran belleza y oscuridad que llamó “El juicio final”. En la pintura puedes apreciar el infierno como un lugar lleno de armas, dragones y torturas, muy diferente a la luz que rodea al cielo y a Dios.

El Juicio Final - infierno biblia

El gran filósofo y pensador medieval San Agustín también representó el infierno en una ilustración de su libro “La ciudad de Dios”. Puedes contemplar la imagen del caldero, todo un símbolo en la cultura popular y también los cuernos de los demonios. Seguramente, parte de las creencias que tiene la gente sobre el infierno vienen de esta ilustración.

la ciudad sin dios - cristiana

Por otro lado, la incomparable obra de Dante titulada “La Divina Comedia” también ofrece una visión del infierno. Esta obra supuso un cambio total en el paradigma de la época, siendo probablemente pionera del Renacimiento y no es extraño, que sea considerada una de las mayores obras de la literatura universal.

Es un poema dedicado al cristianismo en su totalidad. Aunque su estilo puede que no te guste, te recomendamos buscar fragmentos de esta maravilla del conocimiento.

La Divina Comedia de Dante Alighieri

Y si te ha gustado “La divina comedia”, te compartimos una pieza musical que se ha basado en esta obra:

Liszt: "Sinfonía Dante" (basada en "La Divina Comedia")

Después de leer este artículo, seguramente ya tienes una opinión más formada de lo que significa el infierno y como te afecta. Si tienes ganas de saber más, no dudes en buscar por internet otras fuentes de información, que puedan serte útiles, aunque asegúrate de que sean fuentes fiables.

Nosotros te queremos decir que, si llevas una vida de acuerdo con la palabra del Señor, amas y colaboras en la sociedad y rezas por tus seres queridos, no debes temer nunca al infierno, porque el amor de Dios te salvará.

Y esto es todo por hoy, esperamos que hayas aprendido muchas cosas y, si quieres aprender más sobre la dicotomía entre el cielo y el infierno, te recomendamos leer nuestro artículo “¿Qué es el cielo según la Biblia?”.

¡Hasta la próxima!

Anterior

Frases cristianas de amistad