Los Reyes Magos en la Biblia

Los Reyes Magos son unos de los personajes bíblicos más conocidos del mundo, aunque realmente pocas personas conocen quienes fueron. Hoy, te explicaremos un poco más todo lo que debes saber acerca de ellos en este nuevo artículo.

Quienes eran los Reyes Magos según la Biblia

Todo el mundo tiene la idea de que los Reyes Magos fueron tres hombres ricos y sabios que fueron a visitar a Nuestro Señor Jesucristo recién nacido en el belén para ofrecerle regalos de alto valor.

Sin embargo, la Biblia no nos cuenta gran cosa de ello y todo lo que sabemos se saca del Evangelio según Mateo del Nuevo Testamento. Como verás, muchas cosas que les atribuimos hoy en día no se cuentan en este evangelio y forman parte de la tradición.

Así pues, en el artículo de hoy de Tu Biblia Online, descubrirás quienes fueron los Reyes Magos en su vertiente bíblica y conocerás a fondo su importancia para el cristianismo más allá de la tradición.

Vídeo de los Reyes Magos

Empezamos este artículo viendo la perspectiva histórica de los Reyes Magos con un vídeo muy claro y breve que no te dejará dudas de como ha ido evolucionando la tradición a lo largo de los años.

Fíjate en como el arte y la sociedad han influido en convertir a estos personajes bíblicos tan desconocidos a priori, en unas de las grandes figuras de las Navidades. 

La Historia que hay detrás de los Reyes Magos (en 6 minutos)

La verdadera historia de los Reyes Magos

Ahora que ya sabes como ha ido evolucionando la tradición de los reyes magos, toca ver la perspectiva bíblica de la historia, que nos cuenta verdaderamente quienes fueron estos sabios que visitaron a Jesús en su cuna.

Para ello, empezamos dejando aquí la primera parte del capítulo Mateo 2 de la Biblia Reina Valera 1960. Lee atentamente el pasaje, pues es breve y deja muy clara la información que nos da la Biblia acerca de ellos.

 

La visita de los magos

1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, 

2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. 

3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él. 

4 Y convocados todos los principales sacerdotes, y los escribas del pueblo, les preguntó dónde había de nacer el Cristo. 

5 Ellos le dijeron: En Belén de Judea; porque así está escrito por el profeta:

6 Y tú, Belén, de la tierra de Judá,

No eres la más pequeña entre los príncipes de Judá;

Porque de ti saldrá un guiador,

Que apacentará a mi pueblo Israel.

7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; 

8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. 

9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. 

10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. 

11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 

12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

¿Quiénes son los reyes magos?

Llega la hora de la verdad. Dejando de lado las tradiciones posteriores que han ido modificando su imagen, seguramente te estarás preguntando:¿quiénes son los reyes magos?

Para ello debemos analizar con detalle el capítulo de la sección anterior, Mateo 2. Como puedes ver, en el primer versículo ya aparece la palabra “magos” que tanta repercusión ha tenido desde siempre.

En realidad, no hay nada de magia aquí. La traducción inicial del griego en que se basan las otras traducciones de la Biblia, utiliza la palabra magos para designar a todas aquellas personas que se dedican a profesiones que no todo el mundo puede entender.

Así pues, seguramente serían astrónomos con un conocimiento profundo del cielo nocturno; algo poco habitual en la época y que les otorga el nombre de magos generando toda la confusión que hay en la actualidad.

Otro aspecto que ya destaca del primer versículo es su procedencia. Aunque en la tradición posterior se ha asignado un continente del mundo antiguo a cada rey u otras asignaciones similares, Mateo especifica que estos vienen de Oriente.

Esto es el oriente de Israel, o lo que es lo mismo, la zona de los actuales, Irán, Iraq, Arabia Saudí o incluso zonas aún más orientales. Nada se sabe si procedían del mismo lugar o se encontraron cuando buscaban a Jesús.

Finalmente, como puedes leer en el texto, en ningún sitio pone que fueron 3. Seguramente esta asignación se debe a los tres regalos que sí que pone en el texto: oro, incienso y mirra.

Sin embargo, estos tres regalos son simbólicos, representando el oro a la realeza, el incienso a la naturaleza divina y la mirra, el sufrimiento que padecería Jesús. Seguramente, en la realidad, los regalos fueron muchos más, aunque todos de altísimo valor.

Melchor, Gaspar y Baltasar

Ahora es el momento de comentar los nombres dados a los reyes. Ya hemos dicho que la Biblia nada dice que fueran 3 y mucho menos de que se llamaran así. Entonces, ¿de dónde provienen estos nombres?

Melchor es un nombre de origen hebreo que significa “mi rey es luz”. Así pues, como casi todos los personajes bíblicos, su nombre tiene un significado acorde con su papel.

El rey Melchor representa la vejez y a los pueblos europeos a la vez, de modo que no es extraño que su nombre tenga origen en este continente.

En segundo lugar, tenemos a Gaspar, que significa “administrador del tesoro” y tiene origen en la lengua persa hablada en las tierras de Irán. Con ello, se ha convertido en el representante de la edad adulta y de los pueblos asiáticos.

Finalmente, es el turno de Baltasar. Este nombre no es la primera vez que aparece en la Biblia, ya que puedes encontrarlo en el Libro de Daniel representando también a un rey.

Baltasar es un nombre babilónico y significa “Dios protege al rey”, aunque en este caso muchas veces se lo ha representado como un hombre negro o representante de América. También es representante de la juventud y la niñez.

Día de reyes

Otro aspecto a destacar de los reyes magos es el día de su celebración. Ya has visto que en la Biblia no se conoce la fecha exacta de su llegada, solo que fue poco después del Nacimiento de Jesús.

Teniendo en cuenta que la llegada de los reyes advirtió a Herodes de que Jesús había nacido y que esto provocó la matanza de los inocentes que se narra en el mismo capítulo Mateo 2, puede ser que los reyes llegaran pocos meses o años después del nacimiento.

Como máximo, tardaron 2 años en llegar, pues Herodes ordenó matar a todos los niños menores de 2 años que encontraran, así que más o menos la cifra debería ser esa.

La celebración actual del día de reyes es en el 6 de enero, justo doce días después de la Navidad. Esto coincide con la Epifanía, es decir el día designado por los cristianos para celebrar que Jesús se dio a conocer al mundo por primera vez.

Dado el significado de los Reyes Magos y el de la Epifanía del Señor, es normal que se sitúen las dos celebraciones el mismo día, ya que ambas representan lo mismo aunque de un modo distinto.

En muchos países hispanohablantes, la tradición dice que los Reyes Magos traen regalos a los niños la noche antes del día de reyes. Para ello, los niños deben escribirles una carta en la que piden lo que quieren. Además, la iconografía los representa siempre acompañados de camellos.

Con todo esto, el significado que se le atribuye a los reyes es que el nacimiento de Jesús fue un acontecimiento mundial y para todas las edades y, que además, lo sigue siendo por los siglos de los siglos.

Cuento de los Reyes Magos para niños

Cuentos Infantiles: Los 3 reyes magos [En Español]

Imágenes de la noche de Reyes

Con estas preciosas imágenes de los reyes magos, vamos cerrando el artículo de hoy con el que esperamos que hayas aprendido muchísimas cosas que antes no sabías y que seguramente no te habías planteado.

Así pues, te damos las gracias por leer nuestros artículos y ¡esperamos verte pronto por otros artículos de Tu Biblia Online!

¡Que Dios te bendiga! 

Anterior

Los 7 Pecados Capitales en la Biblia